Leyenda de fundación de Querétaro
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email
Compartir en print
La narración de la batalla es extraordinaria y se transformó con el paso de los años en la leyenda de la fundación de la Ciudad de Querétaro.

Poco después de la caída de la Gran Tenochtitlan, Conin, un indio Otomí  emigró con varias familias, para alejarse del dominio español y estableció el primer asentamiento conocido ubicado en una cañada, al oriente de lo que ahora es la ciudad de Querétaro.

Sus habitantes se fueron multiplicando con familias Otomíes, Purépechas y Chichimecas.  En algún momento, su fama llegó hasta San Francisco de Acámbaro desde donde Hernán Pérez de Bocanegra viajó para conocerle y entablar pláticas con él, logrando que aceptara el bautismo y el gobierno de los españoles. Conin tomó en el sacramento el nombre de Hernando o Fernando de Tapia.

La gente de Conin sin embargo, impuso varias condiciones. Entre ellas, que se hiciera un simulacro de lucha sin utilizar armas, sino solamente habrían de enfrentarse con la fuerza física.

Así fue como el 25 de Julio de 1531 se encontraron los dos ejércitos. El de los conquistadores  dirigidos por Nicolás de San Luis Montañez y Fernando de Tapia  (Conin), que estaba formado por indios Otomíes y Purépechas, y el ejército Chichimeca comandado por sus capitanes Don Coyote y Don Lobo. 

Ambos ejércitos entraron en batalla sin armas, midiendo cuerpo a cuerpo, valiéndose exclusivamente de la fuerza de sus manos y sus brazos.

La narración de la batalla es  extraordinaria y se transformó con el paso de los años en la leyenda de la fundación de la Ciudad de Querétaro.

“Con estruendo resonaron las cajas y los clarines, el teponaztle y el huéhuetl, la chirimía y el caracol y al ritmo de bailes y alaridos se inició la guerra, con la polvareda que levantaban los combatientes. La batalla se prolongó sin que uno ningún bando se rindiera. El ejército al mando de la Corona Española desfallecía ante el arrojo de los valientes chichimecas, entonces apareció de pronto en los cielos el Señor de Santiago, montado en un brioso corcel blandiendo su espada y portando una Cruz muy luminosa, los Chichimecas al verla, se rindieron y aceptaron la sumisión a la Corona de España.”

La sangre derramada en esta justa, da nombre a la Loma del Sangremal. Así se tomó posesión de este sitio, dándosele el nombre de QUERÉNDARO, que en purépecha significa lugar de peñas, y que con el tiempo se castellaniza como el actual Querétaro.

Anímate a conocer más de Querétaro y su cultura. Nos encanta recibir tus comentarios y sugerencias, Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos y no dudes en sugerirnos qué temas te gustaría que abordemos. Síguenos en nuestras redes sociales y mantente en comunicación.

Real de los Cues

Real de los Cues

Déjanos un comentario

Real de los Cues

No dejes de escribirnos tus ideas y comentarios, siempre son muy importantes para nosotros. Si quieres que redactemos algún artículo de un tema de tu interés, no dudes en decirnos y si te gusto este artículo por favor compártelo con tus amigos!
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email
Compartir en print

Posts Recientes

Contacto

Ingresa tus datos y nos pondremos en contacto muy pronto.

¿Sabes por qué Real de los Cues es tu Mejor Opción? 

Dejanos tus datos para conocernos